Viajar de forma inteligente

viajar de forma inteligente

Viajar de forma inteligente significa optimizar tiempo, dinero y comodidad.

Estos son algunos consejos para sacarle el máximo provecho a la visita y a la experiencia.

 

1- No siempre hay que buscar lo más barato

Hay que saber gastar el dinero y sacarle provecho. El hotel es quizá la decisión más importante en un viaje, asegúrate de que tenga una buena ubicación, buena calidad de instalaciones, buenos servicios y sobre todo, buenas críticas. Antes de seleccionar el enclave donde alojarse, no dejes de visitar los foros de viajeros y las opiniones de sus experiencias para hacerte una idea más real de la calidad del hotel, de esta forma, evitamos sorpresas desagradables al llegar.

 

2- Inclínate hacia los productos locales

Descubrir los vinos locales o sus platos típicos forma parte de la experiencia de viajar. Olvídate de las gigantes cadenas de comida rápida y elige los restaurantes locales para ampliar tu experiencia viajera a través del gusto y el olfato. Procura preguntar siempre a lugareños para que te recomienden el lugar más auténtico y barato y huye como de la peste de las burdas imitaciones gastronómicas para turistas.

 

3- Viaja ligero

Cargar con una mochila o maleta demasiado grande nunca es recomendado ya que puede fastidiar parte del encanto de recorrer mundo. Además de lo pesado que puede resultar, hay que tener en cuenta el peso permitido por las aerolíneas a la hora de facturar las maletas. Hay que llevar lo necesario y pensar en las posibles compras que realices allí. Aunque en ocasiones resulte tentador cargar con todos los “por si acaso”, enumera con inteligencia lo realmente necesario y evita cargar con esos zapatos que en realidad no te vas a poner, para aligerar peso y ganar comodidad a la hora de emprender tu viaje.

 

viajar ligero de equipaje

 

4- Planifícalo con tiempo

La planeación es la mejor manera de ahorrar dinero y tiempo en un viaje. Cuanto más conozcas tu destino antes de pisarlo más disfrutarás de la experiencia. Decide antes de llegar los lugares que quieres visitar y ten siempre un plan B por si las cosas no suceden como lo planeaste. Haz un listado con los monumentos que quieres conocer y las formas de transporte para llegar a ellos, de esta forma ahorraras perder tiempo y evitaras dejarte cosas en el tintero.

 

5- Souvenirs

Aléjate del típico recuerdo “Made in China” y busca algo más original y especial. Algún diseñador local que ofrezca ropa que no encontrarás en ningún otro lugar. Artesanía hecha delante de tus ojos. Las posibilidades son muchas pero generalmente no están a primera vista.

 

6- Menos países y más ciudades

No es recomendable visitar más de dos países en un viaje. Haciendo esos tours donde se visitan 6 países en dos semanas no se logra conocer nada. Lo ideal es viajar a un solo país y visitar la mayoría de sus ciudades. Conseguirás empaparte de su cultura, su gente y buscar rincones poco conocidos. Verlo todo con calma y disfrutar.

 

7- No busques lo famoso, busca lo que te guste

Es difícil resistirse a la foto en los lugares más famosos de las ciudades. Visitar museos conocidos o las plazas de las que todo el mundo habla. Pero en realidad, viajar es una experiencia personal y tiene que ver con el gusto personal de cada viajero.

Si amas la comida enfócate en buscar restaurantes únicos y recomendados. Si amas el arte dedícale más tiempo a un museo que te guste. No tengas miedo de salirte del camino tradicional de los turistas y busca algo que sea especial para ti. Con ello, no solo disfrutarás más de la experiencia, sino que probablemente te ahorraras las colas y el bullicio que se forma en los enclaves más populares de cada ciudad.

 

8- Sé responsable

Como viajero debes esforzarte para que tu visita a un país extranjero tenga el menor impacto negativo posible. Respetar las costumbres locales, no tomar fotos a sitios en los que no esté permitido y sobre todo conservar nuestro patrimonio para que futuras generaciones puedan disfrutarlo de la misma manera que hemos hecho nosotros

Al fin y al cabo, viajar es una experiencia muy personal y cada cual encuentra magia en distintos lugares. Lo peor que le sucede a la industria es el turista irresponsable y desinformado. Seamos todos viajeros inteligentes y responsables.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *